Guía para sobrevivir a las últimas horas de 2016

Contacto humano

No acepte invitaciones. No abra la puerta para salir o dejar entrar a nadie. No se dirija a ninguna parte. Quédese quieto en el centro de su vivienda, contemplando cómo la luz que entra por las ventanas se estira hasta desaparecer. Si comparte su vida con alguien, es el momento de comprar un pestillo, instalarlo en la habitación que elija y disfrutar de su aislamiento incomprendido.

Salud y buenos alimentos

Es el momento de confiar en uno mismo, pero la confianza necesita honestidad. Séase honesto: no sabe cocinar algo para despedir el año. Usted ha crecido entre rollos de carne, mariscos baratos, purés y otras cosas extrañas. Las ha digerido con mantelería de papel grueso y de colores destructores de toda moral. Usted se debe a sí mismo una cutrez, y no hay mejor ocasión que la cena de Nochevieja. Le proponemos la siguiente receta. Ingredientes: dos piernas, dinero, horno o microondas con opción grill, estar al día con la compañía eléctrica. Preparación: camine hasta un supermercado cercano (no abuse de las piernas), compre todas las pizzas que sea capaz de cargar (recuerde que debe haber porciones suficientes para las tradicionales sobras de las que se alimentará los próximos días), vuelva a su casa y siga las instrucciones que vienen en el envase. No olvide comprar cerveza para no aburrirse mientras observa cómo se dora la pizza.

Revistas de interior y estilo

Su casa está bien así; es más, su casa no le ha pedido en ningún momento que la decore. Probablemente, si su casa quisiera que la decorasen, no se lo pediría a usted. Usted debe saber interpretar los silencios de su casa y aplicarse el cuento: no se ponga elegante. Si es usted un revisionista, puede peinar sus cabellos, anudar su corbata y lustrar sus zapatos: recuerde, eso sí, fotografiarse frente al espejo del cuarto de baño.

Departamento de prensa

Este punto es importante y debe seguir los pasos al pie de la letra. Encienda la televisión y qúitele el sonido (sugerencia para indecisos: canales autonómicos). Si usted tiene radio en su vivienda, es el momento de arrojarla por la ventana: ha llegado la hora de poner las listas que Spotify le recomiende.

Para evitar riesgos, desinstale Skype. Usted debe mantenerse firme ante los atentados contra su soledad de otras personas: no conteste a sus provocaciones de feliz año hasta después del primer desayuno de 2017. Su estado de WhatsApp debe ser “solateras” y un emoji festivo; y si usa redes sociales, publique (justo tres horas antes de medianoche) algo clásico, pero sorprendente en usted, cercano y agradecido, a la par que agridulce e interpretable. Si usted está atravesando el duelo propio del mitómano (Manolo Tena, Chus Lampreave, Gil Parrondo, etc.) y es incapaz de ver el lado bueno de la vida, le proponemos que publique “Hasta el año que viene”. Se recomienda no añadir insultos si quiere conservar su trabajo o encontrar uno algún día, y no olvide leer en los días previos a autores del siglo XIX para inspirarse.

Discusiones

Si usted se considera una persona del siglo XXI, su móvil tendrá opciones de grabar. Cierre los ojos y recuerde cuando, en casa de su abuela, siendo usted un crío ignorante, jugaba contra sí mismo con el ajedrez que venía junto al periódico local, y perdía. Grabe diferentes opiniones sobre un tema concreto y cene junto al teléfono mientras las reproduce. Recuerde hacer pausas largas en las grabaciones para que usted mismo pueda espetarse y tomarse el turrón con el esperado enojo. Nota: si acaso, querido lector, es usted un bohemio, puede emular diferentes voces.

El gran final

Si optó, como su revisionismo le exige, vestirse como un príncipe solitario, a estas alturas echó a la lavadora la camisa manchada de tomate. Tenga amor propio, camele la situación y póngase la corbata encima de la batamanta. Si es consciente de que está hecho un cuadro, no ha bebido lo que debería.

Como sin duda atraviesa una difícil etapa existencialista y no tiene contratado un seguro de los muertos, pele y despepite las uvas. Si el destino está de su parte, en el último momento se irá la luz en el edificio, y tendrá que comerlas simulando las campanadas golpeando la mesa doce veces con el puño. Enhorabuena: si muere ahora, en su página de Wikipedia podrán poner “-2017”.


Imagen: Quinn Dombrowski (CC BY-SA)

Anuncios

2 thoughts on “Guía para sobrevivir a las últimas horas de 2016

Opinión de los lectores:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s