La larga vida de las novelas [Blog de ImagoSM]

Lo que lees arriba es una indiscreción. Algo exclusivo de la mente del autor de novelas; un diálogo obvio y escalofriante sin rayas ―no hacen falta rayas en las cabezas de los escritores―.

  El escritor concibe su obra sin saber si esta morirá antes del último punto. Debe ser duro gestar una idea durante meses o años, y que ni siquiera llore un poquito. Clínicamente se llama mortinato: cuando ocurre, el fuego, la papelera o los confines de un disco duro son el punto final. En cambio, si la obra es terminada, surgen las dudas. Esa incertidumbre del novelista no se debe a la calidad, ni a la crítica, ni a los premios, ni a sí mismo. Sabe, desde el principio en su cabeza, que su novela morirá, pero desconoce cómo.

[…]

 

Puedes seguir leyendo haciendo clic aquí.

 


Imagen: LearningLark (CC BY 2.0)

Anuncios

Opinión de los lectores:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s