¡Asústese!

  Uno debería asustarse mucho, muchísimo diría yo, con la cantidad de temidas consecuencias que la salida de Reino Unido de la Unión Europea supone. Uno debería asustarse cantidubi, principalmente porque no está el horno para bollos en la política fronteriza, y no es lo mismo que los pobres británicos se tuesten al sol en una playa que esperando en un campo de refugiados a que les permitan el paso en Calais. No podemos hacerle eso a los hasta ayer mismo compatriotas europeos, ahora venidos a menos (simples filósofos analíticos, tomatésalascinco, tudorcillos de chichinabo).
  Uno debería sorprenderse, al mismo tiempo, del crujir de máscaras que los dirigentes políticos están arrojando al suelo, una tras otra, como un bombardeo sobre civiles o una enfermedad, con su estornudo, su estertor y al fin su escuerzo tirante.
  No está el continente para estas bromas del voto ciudadano. La Europa de los libros de texto y las películas y las anécdotas de intelectuales, que, a pesar de todo, ha aprendido a cambiar los mapas políticos con referendos y no con genocidios (¡en tan solo veinte años! ¡ahí es nada, señores!), está agonizando. Todos miran a Reino Unido como recién divorciados, aún con los trastos volando por los aires en ambas direcciones. Nadie da un salto y piensa, quedándose en el aire (confundiéndose con un jarrón de huso horario o con un souvenir de cambio de libras a euros), qué parte de responsabilidad, qué causas y qué consecuencias de los momentos cruciales que vivimos tienen origen en nosotros. Nosotros, ciudadanos europeos (a un lado y a otro de las líneas divisorias). Nosotros, países que deciden su futuro, sea cambiándolo o permaneciendo tal cual. Nosotros, Europa fragmentada por tres guerras, pegada con el celo de una moneda y vuelta a desmembrar con la miseria y la hipocresía.
  ¡Asústense!

Imagen: dominio público.

Anuncios

2 thoughts on “¡Asústese!

  1. Mónica Cillán dice:

    Me quedo una palabra que me ha hecho reír: tomatésalaascinco, jajaja. Buenísima.

    Y una frase que te robo para compartir tu post: “La Europa que, a pesar de todo, ha aprendido a cambiar los mapas políticos con referendos y no con genocidios”. Esto, esto es en lo que hay que hacer hincapié. Esto es lo importante,

    😉

    Le gusta a 1 persona

  2. Alfonso Larrea dice:

    Es que al té le pasa lo que a todas las cosas, Mónica, que un día es un distintivo y otro, una sátira.
    Y sí, de todo se aprende, y todos, incluso los continentes, lo hacen. Y roba, roba todo lo que quieras: prometo estarte agradecido, 🙂

    Le gusta a 1 persona

Opinión de los lectores:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s