25 ventajas de ser tu propio jefe

  1. Sabes ocultar el solitario en la sesión de invitado antes de que te pillen.
  2. El momento del cigarro y el café se ajusta a tus necesidades.
  3. Te puedes llevar la guitarra al trabajo para los momentos en que se actualiza algo en el ordenador.
  4. Tienes el despacho más grande de la empresa.
  5. La plaza de garaje más cercana al ascensor, pa ti.
  6. Endeudarte para implementar una sala para siestas, un billar y un aparcamiento de bicis.
  7. Los zapatos te brillan más.
  8. El cargo es de tu elección (The Boss, The Fucking Master of the Office, Presidente Campeador, etc.).
  9. Los pies encima de la mesa dejan de ser falta de respeto para convertirse en poder.
  10. Nunca aparecerás en El jefe infiltrado con cara de sorpresa.
  11. Puedes anular tu agenda del día porque sí.
  12. Tu tarjeta de presentación tiene un gramaje mayor.
  13. Acceso a información confidencial de la empresa y de ti mismo.
  14. El enredo del pelo se puede quedar donde está.
  15. Te echas broncas con cariño.
  16. En los brainstorming, tu idea siempre es la mejor.
  17. Voz y voto para esto o lo otro.
  18. Puedes silbar todo lo que quieras.
  19. Autoridad moral para citar a Steve Jobs y a Amancio Ortega.
  20. Bostezar haciendo ruido y sin taparte la boca.
  21. Enfermar los lunes y empezar el fin de semana a las 12 del viernes.
  22. El trabajo atrasado ha de esperar: lo importante es ver si puedes desgravarte el café de la mañana, las naranjas del brunch y la cerveza del mediodía.
  23. Si hay un ERE, tienes comodín.
  24. Del suelo de tu despacho brotará un primo hermano tuyo que te hará gratis un perfil de Facebook para tu empresa.
  25. Comprar El Economista para hacerte el interesante.

 

¿Cuáles son para ti las ventajas de ser tu propio jefe?

.


Imagen: Pixabay

Anuncios

4 thoughts on “25 ventajas de ser tu propio jefe

  1. Carlos Bohórquez says:

    Jajajaja, me ha encantado Alfonso. Este post se merece una #infografía y algún que otro hashtag para que nadie se lo pierda.
    Lo de meterte el dedo en la nariz y servirte el café a discreción lo he hechado en falta pero este post está muy vivo y seguro que sigue creciendo a base de comentarios.
    Saludos de jueves y enhorabuena, amigo. 😉

    Le gusta a 2 personas

Opinión de los lectores:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s