Millán-Astray y Rita Gasset abandonan Madrid

1941.

  José Millán-Astray entró buscando en silencio a Rita Gasset. Ella le esperaba callada en la cocina.

– Nos vamos.
– ¿A dónde?
– A Lisboa.

  Rita comprendió.

– ¿Has hablado con ella?
– Luego. He estado reunido con el Caudillo –Había una mirada de satisfacción en la cara de Millán-Astray–. Sería un escándalo que naciera en España.
– Pero, ¿da su aprobación? –preguntó Rita con cierto recelo.
– Está todo solucionado. Nos marchamos mañana.
– ¿Y tu puesto?
– Mi puesto –se adelantó José– está ocupado ya. Allí no nos hará falta de nada y podrás tenerlo sin problema alguno.

  Millán-Astray puso una mano en el vientre de Rita, que le sonrió. Se besaron y fue al dormitorio a dejar la pistola, mientras su amante seguía preparando el almuerzo.

Anuncios

Opinión de los lectores:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s